Por qué es tan importante revisar adecuadamente una póliza a la hora de adquirirla? muchas veces nos limitamos a recibir la póliza que nos entrega nuestro Asesor, Corredor o incluso el banco cuando a través de este adquirimos una póliza a la hora de contratar un seguro nuevo o a la hora de renovar uno ya contratado y simplemente la archivamos como un documento más seguramente en una carpeta que incluso muchas veces no recordamos sino hasta el momento en que pueda llegar a necesitarla.

Una de nuestras principales recomendaciones es sugerirle al cliente, que debe revisar la póliza para verificar que los valores asegurados estén correctos, las direcciones de los predios o predio asegurado sea la correcta y quizás lo más importante, revisar las clausulas o garantías que están plasmadas en la póliza  “la llamada letra menuda” con el propósito qué como bien dice una de las características del contrato de seguros, el contrato de seguros debe ser bilateral, es decir se perfecciona por el acuerdo entre las partes que hacen parte de este.

Las clausulas o garantías son aquellas condiciones con las cuales el cliente debe cumplir garantizando proteger adecuadamente sus bienes para que en caso de tener un siniestro la indemnización a recibir sea recibida sin problema alguno.

Una garantía puede ser la exigencia de contar con vigilancia privada en el predio asegurado, otra y dependiendo del riesgo llevar bitácoras de mantenimiento con cierta periodicidad del equipo y maquinaria de la empresa, otra garantía puede ser la de contar con cierto número de extintores, entre muchas más que están descritas en la póliza.

No permita que  por no leer adecuadamente la póliza al momento de recibirla, el día de mañana puedan llegar a objetarle es decir no pagarle un siniestro por el hecho de no cumplir con esa exigencia que hace parte del contrato.

Te invitamos a que con tu asesor te tomes el tiempo de reunirte a mirar y analizar detalladamente esas clausulas y garantías y si no cumples con alguna que puede ser muy normal puedes a través de tu asesor solicitarle a la aseguradora un alguna opción de como puedes negociarlo o desmontar esa garantía o exigencia con ciertas soluciones que no influyan en la seguridad del riesgo asegurado.

No te lleves un susto a la hora del siniestro. Revisa y analiza detalladamente tu póliza y exigencias a la hora de recibirla. Nuestro propósito es brindarte seguridad y tranquilidad.

Abrir chat